¿Qué es un perito judicial?

Juicio

Antes de conocer qué es un perito judicial, es necesario que conozcas lo que significa o a que hace alusión la palaba perito. Un perito se refiere una persona que cuenta con mucha experiencia en una determinada materia, la cual gracias a esos conocimientos procede para ayudar a resolver cualquier conflicto.

El perito judicial se encarga de proporcionar información y presentar su punto de vista profesional a los juzgados en los aspectos que se relacionan con la materia en la que tienen experiencia. En un juicio podemos encontrarnos con 2 tipos de perito, uno es denominado por el propio juez (Perito judicial), y los otros son sugeridos por los involucrados (Peritos de Parte), claro que estos deberán contar con la aprobación del juez.

El perito judicial igualmente posee diversas áreas de especialidad, esto lo decimos porque un juez puede requerir de la ayuda de un perito para que testifique o verifique si un documento es original o ha sido falsificado, si una persona se encuentra psicológicamente estable o está mintiendo. En cualquier caso, lo cierto es que el peritaje judicial se encuentra regulado por la ley y es una ocupación que tiene muchas responsabilidades.

Como hemos mencionado anteriormente, el perito posee una formación superior en un área especializada, por lo que proporciona información solicitada bajo juramento; lo cual significa que el no va a dar su opinión y mucho menos realizará suposiciones, sino que explicará una situación un poco compleja acorde a los conocimientos que ha adquirido; de esta forma, el juez obtiene información que le suministra razones válidas a la hora de dictaminar su fallo.

Cabe destacar que un perito únicamente no tiene que poseer el título que lo certifica como un experto en un determinado campo de la vida, sino que aparte de ello este se transforma en un personaje clave en lo que respecta a cualquier proceso legal en el que se encuentre presente. ¿Por qué razón? Porque él se encargará de esclarecer y justificar diversos aspectos de los cuales dependerá el fallo dado por el juez, y en consecuencia la culpa o inocencia de la persona acusada.

Cualidades de un Perito Judicial

Los peritos judiciales tienen la responsabilidad de que se lleve a cabo conforme a la ley las investigaciones criminales referentes a algún delito ocurrido en la zona o faltas penales. Para poder llevar a cabo este valioso trabajo, el perito deberá poseer cualidades necesarias que lo califiquen como una persona apta para poder llevar a cabo su labor.

Entre las muchas cualidades que debe poseer este investigador, se encuentra la capacidad de llevarse bien con su equipo de trabajo y el público en general, como también con otras organizaciones encargadas de aplicar la ley.

De igual manera debe ser honesto y contar con una excelente reputación entre las personas que lo conocen; íntegro y sin ningún problema de disciplina en lo que se refiere al pleno cumplimiento de la ley, en otras palabras tienen que ser un amigo fiel de la justicia. Otras cualidades que deben poseer los peritos judiciales son:

  1. Poder de investigación: las entrevistas por lo general son la base de cualquier investigación, tener la capacidad de poder hacer buenas preguntas es una de las cualidades que debe poseer un perito. Esto se debe a que deben entrevistar a cualquier persona que se relacione directa o indirectamente con el caso que estén investigando. El perito deberá hacer preguntas muy claras y tratar de conseguir toda información necesaria para resolver el caso.

  2. Mantener bajo control las emociones: existen casos en los que el perito se encontrará en situaciones que lo hagan enojar, sin embargo al mostrar su molestia hará que la información se distorsione o peor aún que los testigos no digan todo lo que saben. A parte de la empatía que debe mostrar el investigador con los testigos y la victima del caso, tiene la responsabilidad de crear un ambiente agradable para poder conseguir detalles importantes.

  3. Honestidad: si un perito es atrapado haciendo cosas poco éticas y deshonesta en la investigación, toda su credibilidad y trabajo quedara perdido.

  4. Conocer las leyes: el perito deberá tener conocimiento sobre las leyes que aplican al caso en el que está trabajando, de esto modo podrán saber si pueden realizar ciertas acciones en el transcurso de la investigación.

  5. Saber interpretar y buscar soluciones: la mayoría de las veces las declaraciones que den los testigos van a contradecirse entre sí, por lo que el perito deberá hacer uso de las habilidades del pensamiento lógico y resolución de problemas para poder averiguar lo que sucedió realmente en el caso que está investigando.